Los que florecen tarde

“No importa cuanto te tardes en florecer mientras mantengas tus raíces con vida” Corazón Samaritano

Durante la primavera del año pasado, mi esposo y yo fuimos a la ferretería y compramos dos plantas de flores similares. Él eligió una que estaba llena de vida, floreciendo a su máxima capacidad florecitas azules. La mía era más pequeña con flores rosadas y muchos capullos. Hasta ahora nada fuera de lo común. Excepto que este año mi planta está viva y la de él se murió. ¡Se fue para siempre! ¿Cómo ha sucedido? Son plantas perennes después de todo.

Es asombroso cómo vemos analogía en las cosas más simples de la naturaleza. Ayer mientras estaba lavando mi auto, y lamentándome porque el sol era intenso, la maceta vacía en mi jardín me recordó a los que florecen tarde.

Según el diccionario urbano, las personas que florecen tarde experimentan un apogeo a los 20 y / o 30 años. Es ahí cuando finalmente tienen los factores (situación social y / o laboral, dinero, cuerpo, apariencia, etc.). Te debe encantar cómo el diccionario urbano define las cosas. Algunas definiciones son muy divertidas.

Bueno, esa definición me tocó de cerca. No me gusta mucho, pero debo aceptarlo. Soy una persona que floreció tarde. Fue un verano de 1999 cuando tomé la mejor decisión profesional y la que cambió mi vida. Me dio reconocimiento social y libertad financiera. Tenía 36 años cuando comencé mi carrera de 21 años en el sector inmobiliario. Florecimiento tardío, (Late Bloomer), es una descripción tenue de los años que habían pasado antes de que me llegara la oportunidad de florecer abundantemente.

Estuve ocupada criando a mis hijos y trabajé en diferentes sectores, pero nada de importancia, aunque tengo cuatro años de universidad. Tuve un comienzo tardío, pero lo hice valer y eso es una victoria.

No hablaba inglés con fluidez; mis conexiones sociales se limitaban a amigos de habla hispana. No podía encontrar mi camino por la ciudad y mi paciencia se estaba agotando. ¿Qué marcó la diferencia para mí? Estaba decidida y tenía las herramientas que necesitaba a mi disposición. No tengas miedo de usar esas herramientas mientras te aventuras en un nuevo interés o una carrera. Esas herramientas podrían ser un esposo comprensivo, un compañero de trabajo dispuesto y listo para enseñarte los conceptos básicos. La ayuda de tu mamá cuidando a los niños. Puede ser cualquier cosa. Recuerda hacerles saber lo agradecido que estás.

Los que florecen tarde tienen la ventaja de la experiencia, la resistencia y el deseo de demostrar que pueden. Me aseguré de pasar todos mis exámenes, estudiando intensamente. Tenía algo que demostrarles a mis compañeros y a mí misma. Es bueno resaltar que ninguno de mis compañeros de clases está en el sector inmobiliario actualmente. 

No permitas que pequeñas circunstancias como las barreras del idioma o un sentido limitado de orientación se interpongan en tu camino. A tu alrededor hay personas que quieren ayudarte. Pueden ser unos pocos, eso no es importante. Lo que es crucial es que no estás solo. Muchos de nosotros lo hemos intentado y lo hemos logrado.

Otro ejemplo me ocurrió en 2016. Una amiga me invitó a una reunión, mientras ella enseñaba pintura acrílica. Estaba muy emocionada; nunca hubiera soñado con aprender a pintar. Empecé a seguir a artistas en YouTube y me hice amiga de algunos. Ellos son parte de esas herramientas que necesitas agarrar. Les encanta enseñar y puedes apoyarlos mientras aprendes. Últimamente comencé a escribir sobre mi vida con un amigo escritor. Hasta ahora, he escrito dos libros.

¿Te dije que estoy al final de mis 50 años? Quizás ya hiciste la suma. Bueno, ya ves. Los que florecemos tarde no tenemos tiempo que perder. Hacemos que nuestros esfuerzos cuenten. Ahora quiero compartir mis experiencias y comencé este blog. 

¿Qué tal todos estos logros para alguien que floreció tarde?

No sé dónde te encuentras en la vida, pero quiero animarte a empezar. Solía decir, “si no comienzas, nunca terminarás”. No es un pensamiento profundo, pero aplico este principio a mi vida diariamente. En ese momento me refería a recoger escombros del jardín o cortar el césped, pero últimamente esa frase ha resultado ser cierta en todas las áreas que estoy explorando. Incluso con la curiosidad de saber por qué las plantas con hermosas flores mueren y las que parecen débiles sobreviven y prosperan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s