Camino de Soledad y Dolor

Nadie la vio caminando las calles con el corazón en pedazos. Las risas de los transeúntes se oían a lo lejos queriendo ahogar el dolor que calaba sus huesos. Los seres que la aman no estaban.

Era una época hermosa, los escaparates destellaban luces de colores y adornos simbólicos. La multitud le arropaba pero sentía la gran soledad que la embargaba. ¿Donde estaba aquel que la dejo sin importarle su dolor?

Ahí cerca en la calle donde el tren pasaba. En una casita donde una vez se juraron amor eterno quedó rota la esperanza. Suena una canción esta vez con más efusión.

Dónde vas María
Dónde vas María
Solita y a pie
voy buscando al niño
donde lo hallaré
voy buscando al niño aah ay
donde lo hallaré.

Deja salir las lágrimas que había luchado por guardar. Ya no hay vuelta atrás es hora de salir para siempre de ese lugar. Adiós al pueblo donde hasta las piedras cantan; aquel pueblo a nivel del Mar.

Allí donde el ojo de agua crea por lo general un ambiente de paz. Esa paz que hoy de ella se escapaba.

Amor de Tiempo

Eres la musa que me susurra al oído cosas bonitas. La fuente de inspiración mientras llegan los días cálidos. Esa imagen despertó destellos de luz en mi corazón. Se alegra mi alma unas veces o quizás como hoy se entristece.

Abundan los sentimiento que se desbordan como la ribera del río cuando llueve fuerte. Hoy como a las corrientes de agua a mis pensamientos nadie puede frenar.

Tu imagen le hablo a lo más profundo de mi interiors. Ella me decía; sigo aquí todavía. No me olvides tu tampoco.

Te espero cada día y se que tu también a mi. Te extraño desde hace años. ¿Me extrañas de la misma manera mi amor de tiempo? Esa imagen que unas veces me consuela no se porque me entristeció.

Hoy es más real quizás, no lo puedo descifrar. Solo se que es duro esperar por el amor de tiempo sin saber si un día llegará.

I Remember my Dad!

I miss you!

You went to Heaven. To the place, we will share one day for eternity. The home we did not have together when I was young and innocent. One day I will experience living with my dad for the first time and forever.

My days will not be sad, nor will I have to cry for you like when I was a child. I only wanted to know who you are. I will tell everyone that I had what they have, a dad!

In my younger years, I missed you terribly. I am glad for the day you came to meet me. I was thirteen, a skinny and scared child.

Driving the almost thirty-five miles was not as terrible or scary as you thought. My grandfather was not even present to complain. Everyone welcomed you with open arms, even my stepdad.

That early afternoon I saw a white Cadillac approaching. Or was it a Town Car? I was too young to recognize the difference. I hid for a while. I knew in my heart that car brought to me, my dad.

I do not know how I knew. Things of the Spirit that dwelleth in me since I was noticeably young? He is still with me, my comfort, my counselor.

For the first time, I will see his face. Do I look like him or just like my mom? I loved you from the moment I saw you. Your eyes told me how excited you were to see me, or was it that you remembered the old romance you had with my mom? Who knows, the heart is complicated. It could have been a combination of feelings, that is all.

Thank you, dad. You showed up and share with me a little bit of what others have for a lifetime. I remember my Quinceanera. You made me feel incredibly special.

One day in the future, we will be together forever. We will have a HOME. A home like the normal kids have. That is how I felt through the years. Different, unwanted, unfit to be a part of that family, except for my loving stepdad.

It is a terrible thing to bear. Fathers pay attention. Your child may be suffering silently in your absence.

ESCALERAS DE LA CONFUSIÓN

Las escaleras de la tienda de Carmelita nunca fueron las más bonitas, pero en ella hay secretos más resguardados que la fortaleza de San Juan en Puerto Rico. Entre días de semana se convertían en el punto de encuentro de jóvenes enamorados que cursaban grados intermedios en la escuela Carlos Zayas.

Con la a la gallera a la espalda cerrada hasta el fin de semana las escaleras fueron cómplice de que ahí se establecían amoríos y en ocasiones se terminaban. Muchos fueron las jóvenes que por allí se arrimaban a esperar que llegara el chico que en algún momento les interesaba.

Un día de escuela apareció un galán que con esa escuela no tenía que ver nada. Lo llevó su vecino desde el pueblo contiguo porque su auto en esa ocasión lo había dejado a pie. Joven alto, moreno, apuesto de sonrisa amplia y sentimientos sinceros. El nunca titubeo y le busco la vuelta a la tan difícil situación.

Llego alegre de poder lograr ver la joven que lo esperaba. Ella era de silueta esbelta y ojos verdes como las hojas de los árboles que los rodeaban. En su ignorancia infinita la jovenzuela no puedo pasar por alto el Mustang azul Turquesa del que él se bajaba. ¡Qué horror!

Ella cabizbaja y confundida lo rechazó porque ella para el amor definitivamente no estaba preparada. Más de cuarenta años después el recuerdo del ayer emerge como lección de que lo que no ha de ser puede finalizar por razones muy estúpidas y poco complicadas.

¿A DONDE?

¿A donde quedó la mujer que bajaba a la quebrada cargando la ropa sucia de la semana? ¿A donde se le fue la fuerza que tenía para estregarla en la piedra y enjuagarla con su espalda doblada?

¿A donde se le fue la juventud sin que se diera cuenta que ya comenzaba a ser una anciana? ¿A donde esconde el miedo mientras se mantiene gallarda aunque sea con sus ganas y el deseo de mantener su altura a la que estaba acostumbrada?

¿A donde se está escondiendo el tiempo traicionero que se le escapa? ¿A donde está la oportunidad de realizar los sueños viejos?

¿A donde está aquel espejo que reflejaba la silueta esbelta que siempre cuidaba? ¿A donde están los años que le faltan?

¡Si ella supiera podría agarrarlos con sus manos y todas sus ansias y jamás dejaría que se le escaparan!

No hay palabras para explicar cuanto amo a mi madre. Cada día me siento honrada de tenerla conmigo.

It could be a Duck!

It’s not surprising to Real Estate Professionals that a Real Estate transaction can go wrong at any given time. I learned with experience to “try” and prepare mentally for such occasions. So far, it hasn’t worked! No agent likes for deals to fail and monetary is not the only reason. Your time and energy are invested as well as your credibility. For that reason, it’s essential to cross all your t’s and dot all your i’s with diligence and your expertise. If the transaction comes to an end, it should never be due to negligence. God help us to represent you all well!

It could be a Duck!

It’s not surprising to Real Estate Professionals that a Real Estate transaction can go wrong at any given time. I learned with experience to “try” and prepare mentally for such occasions. So far, it hasn’t worked! No agent likes for deals to fail and monetary is not the only reason. Your time and energy are invested as well as your credibility. For that reason, it’s essential to cross all your t’s and dot all your i’s with diligence and your expertise. If the transaction comes to an end, it should never be due to negligence. God help us to represent you all well!