Soplo de Vida

Es emocionante saber que pronto has de llegar a nuestra familia. Apenas te estás formando y ya me siento con deseos de tenerte en mis brazos. Me imagino acurrucarte y sentir tu calor mi pequeña bebé. Ya pasamos el primer susto, como me recuerdas a tu padre cuando estaba en mi vientre. 

Sé que pronto vas a llegar y juntas vamos a celebrar el otoño de una forma muy especial. Ya eres una hermosa niña en mi mente. Quisiera saber a quién te parecerás a tu mami o a tu papá. Lo más importante es que llegues saludable y pronto podamos abrazarte. Te amamos y juntos nos preparamos para recibirte.

Crece fuerte y saludable, esperaremos con amor y mucha paciencia a que te aparezcas en el tiempo pactado. No hay prisa mi amor, estamos contentos de esperarte con una gran ilusión. Yo soy tu abuela paterna. Espero vivir muchos años y verte crecer. Ya no tengo la misma fuerza que cuando nació tu primera hermanita, pero la pido a Dios que podamos crear memorias juntas para que nunca me olvides.

Quiero que sepas que tu abuela te ama y que te bendice con larga vida, salud y triunfos. Kagan, este año cambiarás de nuevo nuestra vida, hermosa mía. Te esperamos con ansias chiquita. Dios te bendiga.