HOPE AGAINST WINTER BLUES

Some days are intolerable, and I struggle to keep my head above water.
The weather forecast is not promising, and the cabin fever is overtaking my emotions.
How do you battle the thoughts in your head? Those thoughts are not your reality. They are only lies determined to overpower you.

When the thoughts are more potent than your willingness to see them as what they are, fake, they can take you into a dark tunnel. Feed your mind with encouraging words from a good book or the Word of God before you spiral into a never-ending rollercoaster ride.

This thought will subside when the sun is out, and you get to resume life. If you can not find your way back to reality, seek help before it is too late. Decisions made during these trial times could be irrevocable. Speak to that thought with authority and keep them under your feet. They are not more powerful than the Spirit that lives inside you.

Call to the Lord in prayer, and don’t give up hope. These hard times will not last forever. Christ died to assure that in Him, you are victorious. Claim your victory and shut down confusion and doubt now.

Here are some ideas you can do to help improve your mood.

Seek professional help if sadness starts to interfere with your everyday life.

  • Go for a walk, or go shopping. A combination of both will be great.
  • Get out and enjoy the sunlight as much as possible.
  • Don’t isolate yourself. Talk to a trusted friend.
  • Keep a healthy diet.
  • Wait, confident that you will be better. It takes time to get out of a depression episode.
  • If you have thoughts of suicide, Call the toll-free National Suicide Prevention Lifeline at 1-800-273-TALK (8255).

You are not alone; help is a call away. There is no shame in reaching out for help.

YOU ARE VALUABLE

How sad is having a lack of confidence? It makes us vulnerable to ill-intentioned people. I understand many of us to have reasons to feel less than, but know this: “YOU ARE MORE THAN ENOUGH, YOU ARE WORTH IT, YOU WILL SUCCEED, YOU ARE EQUIPPED, PREPARED, AND ABlE TO CONQUER YOUR FEARS.” Receive it!

Some Plant, Some Waters, God Gives the Increase!

Plant even during difficult times. In due date, you will reap the harvest of your labor. With each season, we have an opportunity to prosper and move ahead. Don’t hesitate. Act according to the desires of your heart, only if they are according to God’s plans. You should have peace if your next step is in the perfect will of God for your future. Pause and examine your intentions and the reasons driving you. Are you honoring God and His word? If you are, proceed!

The one who plants nor the one who waters is anything, but only God, who makes things grow. ❤️

How do you pick up the pieces?

Watching the bachelorette (don’t judge) I, realize that it is not easy to mend a broken heart. Where do you find the broken pieces if you don’t know where to start? Those missing parts of our hearts got scattered in the places where we said our goodbyes.

Will they be in the mountains or maybe in the valleys of your homeland? Some fragments may be in a nation you visited only once. If only you could follow the trail of tears, the journey would not be so hard. What if you don’t find all the pieces, or if they are no longer intact?

Your heart will never be as complete as before someone crushed the feelings you held inside. What would happen then? Would a broken heart love with the same strength and trust? Or your feelings will now be subpart. Some are incapable of giving you what they never had. Those feelings of selflessness and true love are strange to some.

How can they measure unconditional love when they don’t have a reference to start? We all want to love without reservation and would like to express our most sincere feelings without holding back. Some cannot help hurting you. They are not responsible, do not blame them is just that their heart is no longer whole.

CLEAN SLATE

While painting this picture yesterday, I had some challenges that made me reflect on a few things. I believe that I was trying to copy the inspiration painting to perfection. I wanted the same details, a similar distance between the trees and the water. I also wanted to add a landmass to place the cabin and a campfire in the woods. Well, the campfire did not fit! That is when I started thinking about this subject.

We should not attempt to copy the life of others step by step. Life does not work like that. We have our sphere of influence, reach, and space to occupy. Our lives are not like any others. Recognize, be happy for others, and strive to do as good as your potential allows you.

Don’t hesitate to push yourselves to explore and develop your unique talents beyond your mental limitations. Prepare for mistakes along the way. Do not get discouraged. You can always regroup and start the process all over again to find the desired success.

I painted too much landmass in this painting. It required me to wipe half of it with soap and water. I also use acetone to get rid of the impurities left behind by the darker colors. Sometimes you are trapped, and the mistakes you made in your life are hard to remediate. Just like in this painting.

Do not lose heart. Remember that over two thousand years ago, someone paid the ultimate price for you to have hope. There is nothing or no one else that can give you a clean slate to start from afresh. Forgive yourself and anyone that crossed your path and hurt your heart.

That is the best medicine to get your soul ready as a new canvas. Be in the best position to paint a pretty picture of your desires and watch them become a reality.

Happy life and happy painting.

A SEASON OF HOPE

Beautiful trees show the most beautiful colors red, yellow, orange, and golden browns adorn the scenery. In in my hometown is a season many of us enjoy while embracing the hope for a turn of the page.

It has been quite hard this year that is coming to an end. Although the answers for a solution may be weeks or months away, we hope it does not take all years or many more tears.

A life I only read in history books about plagues that disrupt the standard of life and sometimes take it away is happening in our world. I hope it is not here to stay.

We mourn the lost while praying for their souls. We think about our kids’ future who are missing the joy of school activities and sharing life with their friends.

Oh, Lord! a sign of hope! Let us light a fire in our hearts with fervent prayers. Come back to our lives and show the world you are in charge. We chased you out of the places where we needed your presence, your favor, and your protection. We repent! Will you forgive us and restore our lives once again?

Let us have an open mind to understand your Words. Your message is sounding louder while we are in this mess. May you keep our families and love ones in the palm of your hands and save the world according to your plan.

We trust in you Lord

Remordimientos

¡Es Tiempo de Sananidad!

A menudo pienso en los viejos tiempos y en los días que recuerdo con remordimiento. Las personas que te rodean y las que no ves a menudo pueden tener una idea sobre ti algo alejada de la verdad. Te encuentran fuerte porque conocen tu historia. Todavía estás de pie y así se prueban las personas fuertes. Al menos según ellos. No tenías más remedio que seguir adelante. Lograste casi todo lo que soñaste. Eso es genial, pero no es la imagen total de quién eres y los remordimientos que llevas en lo más profundo de tu corazón.

Hemos creado una fachada de la vida que queremos que todos vean, aunque a puerta cerrada nos quitamos la máscara. (Muy parecido a la realidad de estos días). En nuestra recámara permitimos que el verdadero yo se levante. Hace sentido. No queremos piedad ni murmuraciones.

Ponemos nuestra mejor sonrisa en el trabajo, frente a los amigos e incluso en la iglesia. A nadie le importa tu historia. ¿Por qué la has de contar? Esa es nuestra mentalidad y en muchos casos tenemos razón. Muy pocas personas tienen tiempo para escuchar lo que necesitas decir. Cuando te preguntan por la mañana que como estás, es solo un saludo, continúa y contéstales que estás bien. No hay tiempo para sentarse y charlar sobre tu situación, tu drama o tus necesidades personales.

¿Por qué me encuentro escribiendo sobre cosas que sucedieron hace mucho tiempo? Creo que algunos de esos recuerdos se manifestaron en mí como resentimientos hasta hace poco. ¡Gracias al Señor!

Al pensar y reflexionar sobre las razones y las raíces de muchos de mis problemas, aprendí que es demasiado común para muchos de nosotros. Me arrepiento de no haber llevado a mi padre a recibir el correo sin quejarme, no comprender a mi madre cuando le faltaba tiempo para mí. Ella estaba ocupada y no pude verlo hasta que críe a mis propios hijos. Un niño tiene una infinidad de tiempo libre. No lo notas entonces, pero tampoco tuviste tiempo para tus padres. Querías que se cumplieran tus necesidades. Sí, eras egoísta cuando eras joven.

¿Cómo cambiaste cuando criaste a tus hijos? Quizás no fuimos tan diferentes de nuestros padres. Demasiado ocupado, demasiado preocupado por las responsabilidades. Un poco egoísta con nuestro tiempo libre. Yo necesitaba hacer mis propias cosas; cocinar, limpiar, hacer manualidades y estar en la iglesia todos los domingos. Llevé a los niños a acampar, pescamos, disfrutamos de las vacaciones y muchas otras cosas. No tenía tanto trabajo como mis padres ni trabajaba en la granja. Aun así, el tiempo nunca parecía ser suficiente para satisfacer las solicitudes de mis niños.

Ojalá hubiera dejado a un lado mis quehaceres y hubiera pasado más tiempo abrazándolos y jugando. Ahora son adultos, con familias y carreras propias. Somos cercanos, compartimos y nos amamos. Sin duda, todo es como debe ser, pero a veces desearía poder hacerlo todo de nuevo y cambiar algunos detalles.

Me encuentro diciéndoles que presten atención a las necesidades de sus hijos. Me temo que se arrepentirán de haber perdido un tiempo precioso con ellos como me pasó a mí. Tuve el coraje para pedirles que me perdonaran si alguna vez me faltó mostrarles amor o afecto. Tú estás bien, dicen con una sonrisa.

Estos días soy intencional en la forma en que interactúo con ellos y encuentro formas de darles afecto y el preciado tiempo. Tal vez pueda recuperar parte de las oportunidades que perdí cuando era más joven y estaba ansiosa por lograr mis metas personales, aspiraciones y cosas que quería aprender.

Escribir sobre mis sentimientos me ha permitido llorar, pensar, evaluar y comprender un poco mejor esos sentimientos. Es una gran catarsis, te lo recomiendo. Necesito perdonarme a mí misma de una vez, debo entender por qué cometí algunos errores. La juventud, la inmadurez y la falta de tiempo juegan factores cruciales. Necesito también comprender y perdonar a los demás. No puedo cambiar el pasado, pero puedo enmendar el presente y planear un gran futuro.

Todos cometimos errores y los volveremos a cometer. Es la vida y no es perfecta. Estamos sujetos a fallar en cualquier momento. No seas tan duro contigo mismo. Sé la mejor versión de ti y no dejes que tus errores pasados se conviertan en remordimientos.

Pedir perdón a alguien no significa que lo obtendrás. Haces tu debida diligencia y dejas que el tiempo traiga la reconciliación, si es posible. Haz que tu corazón esté bien contigo y con Dios. Vivir con remordimientos es debilitante y contraproducente.

Expresa quién eres y muestra tus sentimientos. No guardes tus cumplidos, tus palabras de aliento o tus expresiones de amor. Si lo haces, es posible que pierdas una oportunidad preciosa y única. Lo digo por experiencia propia. Me tomó mucho tiempo perdonarme por ello.

Te deseo que seas bendecido y que vivas libre de remordimientos.

Los bendigo hijos míos.

Los que florecen tarde

“No importa cuanto te tardes en florecer mientras mantengas tus raíces con vida” Corazón Samaritano

Durante la primavera del año pasado, mi esposo y yo fuimos a la ferretería y compramos dos plantas de flores similares. Él eligió una que estaba llena de vida, floreciendo a su máxima capacidad florecitas azules. La mía era más pequeña con flores rosadas y muchos capullos. Hasta ahora nada fuera de lo común. Excepto que este año mi planta está viva y la de él se murió. ¡Se fue para siempre! ¿Cómo ha sucedido? Son plantas perennes después de todo.

Es asombroso cómo vemos analogía en las cosas más simples de la naturaleza. Ayer mientras estaba lavando mi auto, y lamentándome porque el sol era intenso, la maceta vacía en mi jardín me recordó a los que florecen tarde.

Según el diccionario urbano, las personas que florecen tarde experimentan un apogeo a los 20 y / o 30 años. Es ahí cuando finalmente tienen los factores (situación social y / o laboral, dinero, cuerpo, apariencia, etc.). Te debe encantar cómo el diccionario urbano define las cosas. Algunas definiciones son muy divertidas.

Bueno, esa definición me tocó de cerca. No me gusta mucho, pero debo aceptarlo. Soy una persona que floreció tarde. Fue un verano de 1999 cuando tomé la mejor decisión profesional y la que cambió mi vida. Me dio reconocimiento social y libertad financiera. Tenía 36 años cuando comencé mi carrera de 21 años en el sector inmobiliario. Florecimiento tardío, (Late Bloomer), es una descripción tenue de los años que habían pasado antes de que me llegara la oportunidad de florecer abundantemente.

Estuve ocupada criando a mis hijos y trabajé en diferentes sectores, pero nada de importancia, aunque tengo cuatro años de universidad. Tuve un comienzo tardío, pero lo hice valer y eso es una victoria.

No hablaba inglés con fluidez; mis conexiones sociales se limitaban a amigos de habla hispana. No podía encontrar mi camino por la ciudad y mi paciencia se estaba agotando. ¿Qué marcó la diferencia para mí? Estaba decidida y tenía las herramientas que necesitaba a mi disposición. No tengas miedo de usar esas herramientas mientras te aventuras en un nuevo interés o una carrera. Esas herramientas podrían ser un esposo comprensivo, un compañero de trabajo dispuesto y listo para enseñarte los conceptos básicos. La ayuda de tu mamá cuidando a los niños. Puede ser cualquier cosa. Recuerda hacerles saber lo agradecido que estás.

Los que florecen tarde tienen la ventaja de la experiencia, la resistencia y el deseo de demostrar que pueden. Me aseguré de pasar todos mis exámenes, estudiando intensamente. Tenía algo que demostrarles a mis compañeros y a mí misma. Es bueno resaltar que ninguno de mis compañeros de clases está en el sector inmobiliario actualmente. 

No permitas que pequeñas circunstancias como las barreras del idioma o un sentido limitado de orientación se interpongan en tu camino. A tu alrededor hay personas que quieren ayudarte. Pueden ser unos pocos, eso no es importante. Lo que es crucial es que no estás solo. Muchos de nosotros lo hemos intentado y lo hemos logrado.

Otro ejemplo me ocurrió en 2016. Una amiga me invitó a una reunión, mientras ella enseñaba pintura acrílica. Estaba muy emocionada; nunca hubiera soñado con aprender a pintar. Empecé a seguir a artistas en YouTube y me hice amiga de algunos. Ellos son parte de esas herramientas que necesitas agarrar. Les encanta enseñar y puedes apoyarlos mientras aprendes. Últimamente comencé a escribir sobre mi vida con un amigo escritor. Hasta ahora, he escrito dos libros.

¿Te dije que estoy al final de mis 50 años? Quizás ya hiciste la suma. Bueno, ya ves. Los que florecemos tarde no tenemos tiempo que perder. Hacemos que nuestros esfuerzos cuenten. Ahora quiero compartir mis experiencias y comencé este blog. 

¿Qué tal todos estos logros para alguien que floreció tarde?

No sé dónde te encuentras en la vida, pero quiero animarte a empezar. Solía decir, “si no comienzas, nunca terminarás”. No es un pensamiento profundo, pero aplico este principio a mi vida diariamente. En ese momento me refería a recoger escombros del jardín o cortar el césped, pero últimamente esa frase ha resultado ser cierta en todas las áreas que estoy explorando. Incluso con la curiosidad de saber por qué las plantas con hermosas flores mueren y las que parecen débiles sobreviven y prosperan.