HIJOS MIOS

Un caudal de emociones rueda por mis mejillas cuando las fotos de cuando eran niños tengo frente a mis ojos. ¿Dónde se fue el tiempo cuando cerquita los tenía todos los días?

Como lamento no haber detenido ese tiempo en su momento. Quisiera entre mis manos tener sus rostros y sus tiernas miradas dejar ancladas en mi alma.

El álbum de fotos guarda las vivencias y el recuerdo de ustedes que son mi mayor tesoro. Muy seguido paso tiempo recorriendo las páginas que dan constancia de que una vez también fueron niños hermosos.

Ahora están convertidos en hombres, siguieron sus propios sueños y alcanzaron grandes metas. Veo los momentos enmarcados donde juntos reían mientras corrían en el patio de la casa que recordamos y añoramos. Todavía pasamos por la calle frente a ella y aunque es de lejos nos recuerda los momentos felices que allí vivimos.

El columpio, las flores y los vecinos quedaron como testigos de aquella familia que separó el destino. Fueron momentos felices que vivirán por siempre en nuestra mente. Me duele recordar que también por circunstancias del ayer sus sonrisas mutaron a lágrimas y el dolor en algún momento de sus tiernos corazones hizo preso.

Hemos vivido una variedad de experiencias, lamento que no todas fueron de gozo, hijos de mi alma. A pesar de todo no olviden los años donde crecieron unidos en el amor de hermanos que es el fundamento de su relación, ese amor les dará la ayuda para soportar los embates de la vida con valor. Manténganse cerquita el uno del otro para que los recuerdos de sus vidas en un futuro sean hermosos.

Quiero que sepan que si alguna vez me faltó la paciencia les aseguro que nunca les faltó el amor. Aunque cometiendo errores deseaba labrar un futuro donde pudiera suplir todas sus necesidades y darles un ejemplo de supervivencia.

Hoy veo mis esfuerzos en sus talentos, en sus éxitos y en el amor con el que tratan a mis amados nietos. Sin embargo, no había otra opción, yo pensaba que escogía la mejor cuando me esforzaba a desarrollar mis talentos. Aún así, como me duele no haber tenido la sensatez de haber atado su niñez con mis manos. Si pudiera volver atrás recolectaría sus sonrisas en mis brazos. Estoy muy orgullosa de ser la madre de dos hombres ejemplares que labraron para ellos un futuro provechoso.

Tú el mayor fuiste un ejemplo que el más chico pudo seguir. Hiciste de la ley tu amiga y vestiste bien el uniforme azul en la ciudad y el condado. En el ejército americano, la Marina y la Fuerza Aérea constan los expedientes de tu servicio de excelencia. Aunque también eras travieso cuando pequeño, volteaste a tu hermano de cabeza para hacerlo reír. Nos diste un gran susto a tu padre y a mi.

Te recuerdo a ti también que eres el más chico cuando nos hacías reír a todos con tus muecas mientras te cortaban el cabello. Estamos igualmente orgullosos de que haya seguido el camino de obedecer la ley y hacerla cumplir. No puedo creer lo que ven mis ojos cuando te veo llegar en tu patrulla. Ambos son ejemplos asombrosos de logros a pesar de los desafíos de la vida. No jacto de todos los demás talentos que obtuvieron, no quiero sonar orgullosa.

Un día, cuando a mi edad la vida les permita llegar, entenderán estas reflexiones con más claridad. Mientras les dejo aquí lo que en mi corazón guardo con amor y muchas veces con dolor. Yo comencé a temprana edad y de no ser por mis padres quién sabe qué destino hubiéramos tenido.

Su abuela, mi mamá, fue parte crucial mientras estaban chiquillos, ella sí entendía que el tiempo pasaría y que los niños no se quedan pequeños. Su abuelo se dedicó a cuidarlos con amor y atesorar el cariño de los nietos que heredó por matrimonio. A ellos le debemos todo nuestro amor y agradecimiento.

Todavía me llena de gozo oír sus voces, leer sus mensajes y sentarme con ustedes a la mesa. Siempre serán lo mejor de mí, mi orgullo, mi éxito y mi mayor logro. ❤️

Saludo Samaritano

Me decía un mentor en la carrera de bienes raíces la cual ejerzo por más de veinte años, que para aquel que quiere aprender siempre aparece un maestro. Así como apareció la amiga que me enseñó a poner pintura sobre el lienzo. Muy similar es la historia que a través de léxico continuaré por un tiempo. Se desbocará la esencia samaritana formando palabras, oraciones y párrafos de lo que había querido decir por décadas.

Un lindo día de verano encontré las puertas abiertas al libro de la vida de quien se ha convertido en mi mejor amigo y aliado de escritura, Frank Miranda. También bajo un seudónimo, me ha dado su experiencia y su habilidad para escribir mi primer libro. Con su dirección incondicional terminamos recientemente el segundo sobre cuentos de la patria; el pueblo y los barrios que ambos dejamos un día. Sin saber que los dos llevábamos adentro el mismo amor por la escritura, los cuentos y las locuras de niños inquietos parece que nos han retornado a nuestras raíces. Él le da el toque mágico de editor a los pensamientos que se aglomeran al final de los dedos que ahora tocan este teclado. ¿Qué tal esa curva para que aprecies trabajo en equipo? Pronto verás cómo explotar esa ventaja.

Las experiencias vividas son muchas y el tiempo apremia porque nunca sabemos, aún bajo lo incierto en estos momentos de inseguridad nos dará para conocernos más adentro. Un futuro rico es dar mucho, aunque recibas poco, para que pases la virtud a otros. ¿Qué tal ese espíritu Samaritano en reverencia a mi propósito?

Así que tocaré diversos temas que abarcaran desde la infancia hasta el deseo de jubilación. La espiritualidad, los negocios. Los cuentos tomarán el papel principal en escenas tal las vividas.  Algunas veces solo me tocará esperar tu reciprocidad para saber qué esbozar por este medio. Allí en tu nicho de repente puede que te identifiques conmigo. Mi esperanza es que pueda ayudarte a solucionar con enseñanzas de experiencias de las cuales tengo casi una biblioteca de información y que quiero poner humildemente a tu disposición.

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes gritar a grandes voces la riqueza que encontraste en las vivencias cotidianas? Puede que un ser inocente obtenga tu aprendizaje sin tener que pagar el peaje que te trajo hasta ella. Quizás, en tu círculo no encuentres la oportunidad, pero a través de las redes, y unas veces cruzando océanos hay alguien buscando la respuesta acertada de aquel que tiene la experiencia y la comparte. Así es como se comienzan grandes ideas, inventos, estrategias, libros y muchísimos cuentos que encuentran la entrada a la página que hoy estás leyendo. El contenido tomará forma como lo toman los libros que lees.

El escritor siempre tiene una musa a expresar, pero en el transcurso del tic tac del teclado lo más probable es que comenzará a cambiar. Tus comentarios y tus preguntas serán la brújula que me guiarán a escribir, a contar, o editar las ideas que hoy solo flotan en mi mente con los deseos que con el tiempo sigan vigente y te sirvan de compás a tu inspiración. Quizá te guíe a narrar tus propias experiencias y aventuras. Hay un mundo a tu alrededor que quiere saborear parte del tuyo, de tus sentimientos profundos o de aquella piragua en el carrito en la plaza frente al Morro de tu patria. Por lo pronto te invito a ser parte del mío que apenas comienza a desplegar los colores de la bandera de aquel Pueblo mío y de la Isla que lleva el colorido no solo en su bandera, pero en el verdor de sus praderas, el océano que lo rodea, sus bosques y sus ríos. 

Te contaré mis primeros años, quizás mis primeras quimeras, o mis primeros regaños por inquieta y a veces por altanera. Es la vida que te moldea y te forma para que logres de ella lo que sin estos regaños, tristezas y sinsabores no hubieras podido alcanzar porque no lo podrías asimilar, entender y mucho menos valorar sin tener la debida instrucción.

Te contaré entre mis amistades especiales.

About me

I have the desire to share stories. I believe that not sharing experiences in love, family, or business was a waste of years of knowledge and preparation. The moment is finally here. I found someone to encourage me and, I got started. Everything has its own perfect time. Come share with me your experiences. We can learn from each other. I will consider you as one of my good friends.