Are you a straight Shooter?

A straight shooter has a variety of definitions (from Your Dictionary): 

1. A person who is honest and forthright.

2. (Idiomatic) A person who is blunt, sometimes to the point of being harsh or offensive.

3. (Informal, recreational drugs) A type of pipe used for smoking cocaine.

I will be Leaving the last definition out of this discussion. I will go straight to the point I want to explore this beautiful autumn day. That is how I like it; it is my trait to be direct when I am conversing with clients, family, and friends.

I never understood why people shy away from speaking the truth. I always thought of myself as a sincere person until someone called me “blunt.” I do not remember been offensive. I just pointed out the lack of responsibility and commitment she had to perform her job. I was her manager; it was my responsibility to ensure things run well. People get defensive; that’s how people defend themselves when they know they are wrong. I admit to having little tolerance for irresponsibility and laziness. There is not only a hand full of excuses to perform poorly in your job.

I understand what it is to hurt physically and emotionally. I didn’t use that as an excuse to perform poorly at my job. I could not do the everyday chores of a housewife or a mother after my stepfather died and I had a crisis for a year. I weighed less than a hundred pounds and was unable to understand life due to my sadness. Being alive turned harder for a while. I endured it without medication and never lost hope. I prayed every morning while pulling weeds off the flower garden. I asked God to have mercy for my kids and me. Speaking about my feelings is something that comes to me quickly. I hope my story may bring hope to someone in the same situation.

I do not hesitate to open-up about subject’s others consider “taboo.” Of course, I do not tell ALL! In life and business, I explain the pros and cons of any situation. If you choose the path of sugar-coating the truth, the results will be bitter, and it will come back to haunt you.
My clients will hear my opinions and recommendations as they ask questions during a transaction. The last decision is their prerogative, and that is fine. It is their investment they will call home until the time comes for them to sell it.

You see! It is important to tell your clients all the details during a transaction or explain those important details to them when they are ready to sell that house again. You better pray they will receive them, or you will be in a sea of trouble. Been open and honest may not make you famous with some, but it will win you respect and recommendations to their personal friends.

These are the exact steps you follow to build your business and get to sleep with no regrets.

¿DÓNDE ESTAS AMOR PERFECTO?

Mi amado hijo mayor, hoy retirado fue policía y militar desde los 16 años. Uno de mis orgullos.

Eres tan transparente como el viento que llega y se va de repente. Te siento, pero no te tengo. No me dejas poseerte ni a mi lado retenerte para poder saciarme completamente.

Usas camuflaje como el camaleón que se defiende de su agresor. ¿No sabías que a ti te hubiera dado lo mejor de mí?

Suenan las melodías que enmarcan tu silueta con coros de falsas promesas que no me cumples, aunque te añoro. El olor que despierta los sentimientos de tu esencia acaricia mis sentidos provocándome, así como provoca al mar el ocaso del día. 

Se oyen rumores de tu estadía en las casas vecinas donde te celebran a son de bocina. De lejos oigo la algarabía. Pasaste de largo por mi balcón sin voltear tu rostro para prestarme atención.

Dejaste un vacío en el corazón mío cuando te pedí que llegaras y en mi hicieras tu morada. Hubiera querido protegerte de las malas experiencias que trae consigo la vida.

Mis lágrimas no fueron lo suficiente para poder detenerte cuando la espalda me dabas y de mí te alejabas. El dolor quebró mi pequeño corazón sin entender como pudiste tener el valor de abandonarme a mí y a nuestro pequeño retoño.

Si hubieras sido paciente, si me hubieras mirado de frente, mis lágrimas hubieras con tus caricias enjugado. Quizás, si me hubieras dejado expresarte lo que había en mi alma todo hubiera sido diferente.

Era muy joven, me faltaban palabras para poder decirte elocuentemente lo que en ese momento sentía. Solo gemía frases incoherentes. 

Jugaste conmigo a las escondidas como si fuéramos niños traviesos y desconocidos. Olvidabas que habíamos crecido oyendo el uno del otro desde lados opuestos del cerro que separa nuestras fincas. Algunas amistades compartíamos, aunque tenemos diferencia en años.

Hoy tengo las agallas, (quizás) de decirte lo que un día mis tiernos labios no pudieron expresar. Cuando de mi lado partiste te llevaste contigo la esperanza que en mí vivía desde niña. Eso fue el triste final de mi ilusión y mi espera. No te busqué más y no importa ya. Aquel perfecto amor que una vez vivió en mi está para siempre muerto. ❤️

TE LLEVASTE CONTIGO MI ILUSIÓN SIN PREOCUPARTE DE LAS HUELLAS QUE EN MÍ DEJASTE. LOS RASTROS DE TU DESPRECIO ME PERSIGUIERON GRAN PARTE DE MI VIDA.

Dios solamente puede darnos el amor perfecto que tanto anhelamos.
DELL Optiplex Desktop with 22in LCD Monitor (Core 2 Duo 3.0Ghz, 8GB RAM, 1TB HDD, Windows 10), Black (Renewed)

Remordimientos

¡Es Tiempo de Sananidad!

A menudo pienso en los viejos tiempos y en los días que recuerdo con remordimiento. Las personas que te rodean y las que no ves a menudo pueden tener una idea sobre ti algo alejada de la verdad. Te encuentran fuerte porque conocen tu historia. Todavía estás de pie y así se prueban las personas fuertes. Al menos según ellos. No tenías más remedio que seguir adelante. Lograste casi todo lo que soñaste. Eso es genial, pero no es la imagen total de quién eres y los remordimientos que llevas en lo más profundo de tu corazón.

Hemos creado una fachada de la vida que queremos que todos vean, aunque a puerta cerrada nos quitamos la máscara. (Muy parecido a la realidad de estos días). En nuestra recámara permitimos que el verdadero yo se levante. Hace sentido. No queremos piedad ni murmuraciones.

Ponemos nuestra mejor sonrisa en el trabajo, frente a los amigos e incluso en la iglesia. A nadie le importa tu historia. ¿Por qué la has de contar? Esa es nuestra mentalidad y en muchos casos tenemos razón. Muy pocas personas tienen tiempo para escuchar lo que necesitas decir. Cuando te preguntan por la mañana que como estás, es solo un saludo, continúa y contéstales que estás bien. No hay tiempo para sentarse y charlar sobre tu situación, tu drama o tus necesidades personales.

¿Por qué me encuentro escribiendo sobre cosas que sucedieron hace mucho tiempo? Creo que algunos de esos recuerdos se manifestaron en mí como resentimientos hasta hace poco. ¡Gracias al Señor!

Al pensar y reflexionar sobre las razones y las raíces de muchos de mis problemas, aprendí que es demasiado común para muchos de nosotros. Me arrepiento de no haber llevado a mi padre a recibir el correo sin quejarme, no comprender a mi madre cuando le faltaba tiempo para mí. Ella estaba ocupada y no pude verlo hasta que críe a mis propios hijos. Un niño tiene una infinidad de tiempo libre. No lo notas entonces, pero tampoco tuviste tiempo para tus padres. Querías que se cumplieran tus necesidades. Sí, eras egoísta cuando eras joven.

¿Cómo cambiaste cuando criaste a tus hijos? Quizás no fuimos tan diferentes de nuestros padres. Demasiado ocupado, demasiado preocupado por las responsabilidades. Un poco egoísta con nuestro tiempo libre. Yo necesitaba hacer mis propias cosas; cocinar, limpiar, hacer manualidades y estar en la iglesia todos los domingos. Llevé a los niños a acampar, pescamos, disfrutamos de las vacaciones y muchas otras cosas. No tenía tanto trabajo como mis padres ni trabajaba en la granja. Aun así, el tiempo nunca parecía ser suficiente para satisfacer las solicitudes de mis niños.

Ojalá hubiera dejado a un lado mis quehaceres y hubiera pasado más tiempo abrazándolos y jugando. Ahora son adultos, con familias y carreras propias. Somos cercanos, compartimos y nos amamos. Sin duda, todo es como debe ser, pero a veces desearía poder hacerlo todo de nuevo y cambiar algunos detalles.

Me encuentro diciéndoles que presten atención a las necesidades de sus hijos. Me temo que se arrepentirán de haber perdido un tiempo precioso con ellos como me pasó a mí. Tuve el coraje para pedirles que me perdonaran si alguna vez me faltó mostrarles amor o afecto. Tú estás bien, dicen con una sonrisa.

Estos días soy intencional en la forma en que interactúo con ellos y encuentro formas de darles afecto y el preciado tiempo. Tal vez pueda recuperar parte de las oportunidades que perdí cuando era más joven y estaba ansiosa por lograr mis metas personales, aspiraciones y cosas que quería aprender.

Escribir sobre mis sentimientos me ha permitido llorar, pensar, evaluar y comprender un poco mejor esos sentimientos. Es una gran catarsis, te lo recomiendo. Necesito perdonarme a mí misma de una vez, debo entender por qué cometí algunos errores. La juventud, la inmadurez y la falta de tiempo juegan factores cruciales. Necesito también comprender y perdonar a los demás. No puedo cambiar el pasado, pero puedo enmendar el presente y planear un gran futuro.

Todos cometimos errores y los volveremos a cometer. Es la vida y no es perfecta. Estamos sujetos a fallar en cualquier momento. No seas tan duro contigo mismo. Sé la mejor versión de ti y no dejes que tus errores pasados se conviertan en remordimientos.

Pedir perdón a alguien no significa que lo obtendrás. Haces tu debida diligencia y dejas que el tiempo traiga la reconciliación, si es posible. Haz que tu corazón esté bien contigo y con Dios. Vivir con remordimientos es debilitante y contraproducente.

Expresa quién eres y muestra tus sentimientos. No guardes tus cumplidos, tus palabras de aliento o tus expresiones de amor. Si lo haces, es posible que pierdas una oportunidad preciosa y única. Lo digo por experiencia propia. Me tomó mucho tiempo perdonarme por ello.

Te deseo que seas bendecido y que vivas libre de remordimientos.

Los bendigo hijos míos.

Carta a la pequeña que vive dentro de mi

No te quedes derrumbada por largo tiempo, levántate y conquista.

Corazón Samaritano

¡Hola!

Ha pasado un tiempo desde que hablamos, pero no me he olvidado de ti. La vida está tan ocupada estos días, ¿sabes? No tengo tiempo para jugar como antes, pero a menudo recuerdo los días que pasamos juntas.

      En mi memoria la niña tiene un lugar especial. Ella nunca ha estado fuera de mi mente durante mucho tiempo. El polo a rayas, los pantalones cortos y los calcetines largos casi hasta las rodillas es la imagen que parece que no puedo borrar. Cabello corto, flequillo decorando la frente. ¿Por qué esta imagen está tan viva en mi memoria? Intento profundizar en el banco de memoria, pero parece que no puedo localizar el archivo que falta.

    Tengo muchos recuerdos diferentes de ti en esa época. Algunos son recuerdos felices, tú corriendo por la granja. Ser atacada por hormigas al cruzar la cerca del vecino o caer sobre lo que la vaca tiro al césped cuando jugábamos a las carreras. Me pregunto si ese triste recuerdo es el que hizo inolvidable ese momento. Es demasiado triste compartirlo y mucho menos decirlo en voz alta o darle vida escribiéndolo. Sabemos cuál es. Es nuestro secreto.

   Eras tan pequeña, de corazón puro, lleno de esperanza, sueños y deseos. Chica inteligente, siempre con ganas de aprender sobre la vida, la política, la religión, las artes y la artesanía. Recuerdo que no tenías el mismo interés por cocinar o limpiar la casa. Esas eran meras tareas que no alimentaban el corazón, demasiado fáciles de realizar y nada más que eso. No te preocupes, soy una gran cocinera. Aprendí a lavar y planchar la ropa. Me vino increíblemente fácil. Sigo aprendiendo rápido al igual que tú durante todos tus años escolares. Es una gran ventaja, esa habilidad me ha acompañado toda la vida. ¿Sabes que también aprendí mucho sobre política y religión, y ahora me dedico a las artes? Por supuesto, ya sabes, porque todavía estamos unidas de corazón.

Sigo haciendo muchas preguntas incluso cuando sé la respuesta. Me ayuda a ser precisa y no arrogante. Sé que lo pasaste mal con eso. No estabas tratando de molestar o ser irrespetuosa, era tu afán de participar en la conversación. No podían entenderte y eras demasiado joven para domesticarte. Está bien. Al final pago dividendos.

      Amo a la pequeña niña en mi mente. A través de ti aprendí a aceptar a los demás como son. No quiero que experimenten el mismo rechazo que tuviste que soportar. Me alegro de ser la mujer fuerte y solidaria que soy hoy. Gracias por soportar el dolor, la tristeza y las pruebas que atravesaste, angelito. ¿Sabes? ¡Dios estaba contigo!? ¿Te acuerdas de Él hablándote a través del viento y el movimiento de las hojas ese día en el arroyo? Fue Él; Lo sé porque todavía me habla a mí de la misma manera.

Quédate aquí, en mi memoria. El viaje llegará un día a su fin. Viajaremos juntas y nunca más nos volveremos a separar. Todos los recuerdos tristes se desvanecerán de una vez por todas. Disfrutaremos de una vida que nunca nos atreveríamos a imaginar cuando eras pequeña. Mantuve la esperanza y con perseverancia vencí la mayor parte de mis inseguridades. Algunas de ellas permanecen. Está bien. Me mantienen humilde. Estoy feliz con mis propios hijos y mis nietos. La vida resultó mejor de lo que podías imaginar cuando éramos pequeñas.

     Adiós por ahora. Te escribiré pronto.

WHAT IF…

One of my favorite movies is Letters to Juliet. A young aspiring writer visits Verona, Italy, for a pre-honeymoon with her chef fiancé Victor. He is more interested in the Asiago cheese and old recipes for his soon to open restaurant than spending time with his girlfriend, Sophie. Sophie discovers that thousands, letters to Juliet, were left in the courtyard of Verona. She accidentally finds a letter that has been stuck inside a brick wall since 1957 from Claire Smith to her long-lost love Lorenzo Bartolini. Sophie answers the letter and, you guessed it, Claire immediately travels to Verona with her grandson to look for her long-lost love. By now, you may be wondering what happened. I do not want to spoil the end of the story, so watch the movie. You will not be disappointed.

Here is where the, what if, comes to play. We all have those what-if moments in our minds from time to time. What if I had married that handsome and charming prince? What if I had stayed in college? What if moments can be many, and they will go unanswered. We cannot undo life. Any guess will only be speculative. Life is like the beautiful scenery someone painted on what is now a thousand-piece jigsaw puzzle. One-piece missing will render an incomplete view of the masterpiece you worked to assemble for hours, days, or weeks as time has allowed you. That masterpiece will look different, but it will still be beautiful. Hang in there, I promise you, there is a new scenery you can paint on an empty canvas yourself. What if I had stayed back in my country to finish my degree? What if?

What if, is often transferred to night dreams of my younger years, when my life was full of different possibilities. What if, brings some sadness at times, especially in those moments when life was unbalanced. It is inevitable to reflect on your life choices and the consequences of those decisions you made along the way, but nothing, lasts forever and, soon, joy is back. Life is smiling at you again and, What if, go away, at least for a while. Our lives builts on the What if.

What if I had not made that turn in high school? What if I had not left my country? What if, can be a little sad but not when I can see so much happiness and new opportunities in front of me. I made it! Live in a beautiful. I live in a gorgeous town, in a beautiful house. I have a good husband, a beautiful family, two grown, successful sons, and six beautiful grand-kids. I have a twenty-one years career, the ability and freedom to write two books, and the desire and time to share my life experiences with you through this blog. Embracing life will allow you to develop new strategies and goals while expanding your search. No for, what if, but for “what is” next in your life.

Happy searching and happy journey, my friends. What if you share your thoughts with me? I would love to read them.

What if…we meet here!